RSS

A lo que se denomina “persona realizada”

27 Nov

Que en la sociedad actual se considere como una “persona fracasada” a aquella que no ha tenido un éxito económico o no tenga un puesto ostentonso u oficio digno de estimación social, que no ambicione tener una distinción, o bien que no aspire a los ideales de normalidad, tales como, una nivel académico profesional, un empleo formal, una casa lujosa, un traje formal o costoso, o una familia “bien”, que no comparta un estándar estético de belleza, parece algo a lo cual la sociedad  le tiene fobia. El individuo que no se acopla de alguna manera o peor aún, aquel que no desea  ser como los demás, es una existencia anómala que debe ser reformado o bien suprimido por el bien de la mayoría. Si la verdad  de uno difiere de lo que significa verdad para  los otros entonces ese alguien está equivocado.

Me temo entonces, que ser una “persona plenamente realizada” es propiedad y posibilidad de muy pocos en este mundo de desigualdades sociales, donde vale más un Armani que la vida de un pequeño de dos años. Bajo ese título pretencioso de “realización personal” enmarcado en la pared de la sala en letras doradas con un honorífico antepuesto, sea este “Doctor”, “Licenciado” o “Ingeniero”  la humanidad intenta ocultarse de la terrible verdad que ya conocían Fausto y el Principito en sus tiempos de alquimias metáfisicas, y es que el ansia de infinito,esa “realización del ser”, no  se encuentra en los saberes ni en la ciencia del hombre, mas bien en la aceptación de la duda,del abismo del misterio que se abre a los pies del hombre que va en  busqueda del sentido  de la vida, con los ojos abiertos a la maravilla de la sencillez. Ese es el dominio del poeta, del mago, del vagabundo,  del aventurero, de la madre, del niño, del amante, del gato, del campesino, de la flor, del loco, del curioso, del caminante, del anciano, del indígena, del que está perdido, del olvidado, es decir del conjunto de lo que la sociedad “bien” considera contrario al ser “realizado”, pero que precisamente por ello no está enceguecido y aun observa en el cielo estrellado con gesto de asombro y esperanza el nacimiento de las estrellas.

“Conozco un planeta en el que vive un señor muy colorado. Nunca ha olido una flor. Nunca ha contemplado una estrella. Nunca ha amado a nadie. Nunca ha hecho otra cosa que sumas. Se pasa el día diciendo, como tú: “¡Soy un hombre serio! ¡Soy un hombre serio!”, lo que le hace hincharse de orgullo. Pero eso no es un hombre, ¡es un hongo!.”

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple : sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos.”El principito”, Antoine de Saint Exupery.

Tomado de wikiquote.

 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 27, 2011 en cajón de escritos

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: