RSS

HISTORIA DEL BELLY-DANCE

12 ago

Samia Gamal en el Casino Opera Badia. Fuente:http://www.taus.it/images2/samia5.jpg

Se le denomina Belly-dance, danza del vientre, al conjunto de danzas casi todas femeninas, que se agrupan en el área de influencia musulmana en el medio oriente.  Estas danzas son principalmente de origen árabe, si bien se han fusionado con diversas culturas  como la persa, la hebrea, balcánica, india, africana e incluso china y griega, que han  estado bajo el imperio otomano o musulmán en algún momento de la historia.

El bellydance como género dancístico se dio a conocer a principios del s. XX.  en occidente, gracias a la popularidad ganada en medio oriente y Europa de este baile como parte del imaginario orientalizante antes y después de la grandes guerras mundiales. En  especial se difundió la imagen de la femme fatale o la gran diva debido a la producción y difusión de films musicalizados de corte romántico, donde las estrellas del espectáculo eran las seductoras bailarinas que arrebataban el corazón del protagonista. Estas artistas  fueron  a un tiempo actrices y bailarinas de bellydance.

Las más famosas de la historia de esta danza en sus comienzos fueron las legendarias Samia Gamal y Naima Akef, quienes saltaron a la fama bailando en los prestigiosos clubes nocturnos de la época en el Cairo. El club más famoso y el semillero de las más grandes bailarinas de entonces fue el Casino Opera o Casino Badia, dirigido por Badia Masabni. Allí se podría decir que surgió lo que denominamos ahora Bellydance,  como un lujoso show musical y dancístico para los más adinerados que visitaban la capital de Egipto bajo el mecenazgo del rey Naser.  La libanesa Masabni fue la fundadora del estilo moderno cabaret del bellydance, llevando al escenario la danza que hasta entonces había sido una entretenimiento en los harems o en las festejos populares, donde las Ghawazee, las gitanas egipcias, distraían a la multitud con sus presentaciones, o bien en  las lujosas cortes árabes donde las cortesanas, Awalim, entretenían con música y danza a los nobles.

File:Jean-Léon Gérôme 011.jpg

Bailarina Gaziya. Jean-Léon Gérôme

Fuente: http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/6/6e/Jean-L%C3%A9on_G%C3%A9r%C3%B4me_011.jpg

Las bailarinas del Casino Opera eran las más aclamadas y debían recibir  instrucción en danzas de otras escuelas  para perfeccionar su estilo, tal como Samia Gamal quien recibió clases de ballet ruso y danza contemporánea. De esta manera, logró integrar  muchos de estos estilos a sus movimientos, y consecuentemente, legó estos al bellydance de la actualidad. Uno de los aportes esenciales de Samia a la danza fue la implementación del velo como parte de las coreografías, ya que  no se consideraba decoroso usar el velo y jugar con él en escena, pues tradicionalmente cubre el rostro y el cabello de las mujeres musulmanas, no las “descubre”. También se cuenta como un gran aporte a la difusión de la danza en occidente su participación en films como “Alì Babá y los 40 Ladrones” (1954) , y junto a Robert Taylor en “La balada del rey” (1955).

También se puede recordar en esta primera generación de bailarinas a una gran artista del cine clásico del Cairo que junto a Samia Gamal, fueron las luminarias de aquel entonces:  Tahia Carioca, la “rival” de Samia tanto en el escenario como fuera del él, fue la estrella del otro club del Cairo reconocido por sus bailarinas, el Kit Kat. Ella desarrolló su propio estilo elegante y enérgico a la vez, tomando pasos y ritmos de la samba brasileña, de allí su apodo, carioca.

Tahia Carioca bailando saidi.

Fuente: http://planetespeedou.p.l.pic.centerblog.net/Tahia.jpg

Entre los músicos que compusieron sus canciones para estas divas del bellydance se puede contar con  Farid Al Atrach y Om Kholtum, como aquellos que pasaron a la lista de los compositores inolvidables de la música árabe. El primero, Farid Al Atrach, también fue un actor y coreógrafo famoso que se disputó entre el amor de muchas de las bailarinas, entre ellas Samia Gamal y Tahia Carioca, a lo largo de su carrera artística. La segunda, Om Kholtum, llamada la voz del pueblo, fue la compositora egipcia y cantante más influyente del la cultura musical moderna árabe. Sus canciones, como el emblemático Enta Omri, se corean aun desde Libia hasta los confines de Marruecos, y al parecer el único músico capaz de alcanzar su fama y calidad en el género fue el también famoso Mohamed Abdul Wahab.

Oum Kalthoum y el rey Farouk.

Fuente: http://alatieltales.files.wordpress.com/2012/08/umkultumenconciertoparareyfarouk.jpg?w=300

Una línea paralela de la danza en Egipto, si bien un tanto distinta en su estilo y finalidad, es el estilo del ballet folclórico que desarrolló el maestro Mahmoud Reda quien llevó la danza a los grandes escenarios teatrales del mundo con el Reda Troupe. El maestro Reda creó su propio estilo de la danza, raq sharki, combinando la tradición egipcia con técnicas de la danza contemporánea, ballet y jazz, de donde surge el estilo a la vez refinado y conservador de bellydance de la escuela Reda. Una de las representantes y maestras más reconocidas de esta escuela junto al maestro Reda es la bailarina Farida Fahmy.

Mahmoud Reda y Farida Fahmy.

Fuente:http://www.faridafahmy.com/gallery.html

Una generación posterior a este primer y abundante florecimiento del bellydance en Egipto se ubica en las bailarinas Soheir Zaki,  y Nagwa Fouad, quienes emulando el exito de sus antecesoras, robaron los corazones del pueblo árabe en muchas películas durante las décadas de los años 60 y 70, si bien innovando con un estilo de la danza más enérgico y una técnica asimismo, mucho más refinada y variada durante la ejecución.

En las últimas décadas del siglo veinte han surgido una multitud de artistas y estilos del bellydance en Egipto, sin embargo, se  considera para esta síntesis el estilo cautivador y carismático de  Fifi Abdu, quien aún se encuentra en el campo dancístico como maestra y jurado de diversos eventos en el Líbano y Egipto; así como a las bailarinas Lucy, y la muy famosa bailarina Dina,  quienes con sus personalidades arrolladoras, atraparon la pasión  del público por  el bellydance.

Actualmente, ha evolucionado considerablemente el estilo del bellydance egipcio desde las representaciones del estilo cabaret clásico de las divas de los años cuarenta, hasta estilos más personales y enriquecidos con otras técnicas y fuentes musicales de otros países, por ejemplo una de las representantes del  bellydance contemporáneo egipcio  es la bailarina Randa Kamel.

Hasta aquí sobre el origen del bellydance, pronto un nuevo artículo sobre las danzas y la música del Raq Sharki.

Síntesis del taller teórico con  Johanna Paola Vargas

Fuentes:

-Johanna Paola Vargas. Bailarina y directora de la escuela Elixirdanza.

-Historia del Bellydance: http://historyofbellydance.blogspot.com/

-Bailarinas de danza oriental:

http://www.danzadelvientreasyut.com/bailarinasegip.html

-http://it.wikipedia.org/wiki/Danza_orientale

-http://www.taus.it/?q=samiagamal

About these ads
 

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: